VISIÓN POLÍTICA




Absolvieron a El Presto: lo había denunciado una de las "escorts" del rey emérito de Costa Pobre

19-04-2024   Por: Visión Política

Absolvieron a El Presto: lo había denunciado una de las escorts del Rey emérito de Costa Pobre

En febrero del 2022, la ex del presidente, Fabiola Yánez, metió en quilombo judicial al periodista y chico famoso de internet Eduardo Miguel Prestofelippo, conocido como El Presto. La pareja de Alberto Fernández lo acusó de hostigamiento digital.


El Presto, en un informe, le dio duro a Yánez, tirándole que se la pasaba gastando a lo loco en Puerto Madero, pero con una guita declarada de solo $5 mil.


Pero mirá vos, según cuentan en Data 24, el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad dejó en offside la condena a El Presto, lo zafó y aceptó la movida que tiró la defensa del periodista, Marcelo Peña, diciendo que las acusaciones de hostigamiento digital y de mostrar fotos de la primera dama no eran válidas (Prestofelippo usó fotos de entrevistas, pero Fabiola se puso loca con eso).

Marcelo Peña será el candidato de Milei en La Plata - Diario Hoy En la  noticia

"Yo metí la denuncia en vivo, cuenta Peña, porque había un tremendo abuso. El ex Presidente manejaba directamente al juez para que, sí o sí, Prestofelippo terminara preso".

Peña se quedó loco con cómo el juzgado jugaba a cambiar todo el tiempo la situación del periodista: "Empezaron a hacer cualquier cosa, y hasta lo querían rajar de su laburo, de ser periodista... una locura".

Además, el abogado cuenta que el fallo estableció que la libertad de expresión es más importante que el poder: "La que se dice primera dama quería tener más poder que la Constitución. Pero el fallo le tiró: no importa quién seas, la libertad de expresión es lo más importante".

Otra vez Google: atacan la identidad de Fabiola Yáñez con insultos y  descalificaciones

El documento del TSJ decidió "hacer lugar al recurso contra las otras dos acusaciones, de mostrar fotos íntimas y hostigamiento digital, levantar la condena y mandar todo de nuevo para ver qué onda".

"Ella quería un perdón automático, resumió Peña. Pero no se pudo hacer la pícara, al menos esta vez".